Browsing CategoryEstrés

Posiblemente el estrés sea una de las enfermedades mentales más dañinas para las personas.
Se trata de una enfermedad moderna, que si bien ha existido siempre a lo largo de la historia de la humanidad, ahora tiene nuevas causas y componentes que la convierten en una bomba de relojería.

El estrés es un enemigo muy peligroso

Genera la sobreproducción de cortisol que es la hormona principal del estrés, aumenta la glucosa en la sangre, o sea, los niveles de azúcar. Por el estrés se ve afectado todo el cuerpo, incluso se ve implicada la corteza prefrontal del cerebro además del hipocampo.

En un mundo primitivo el estrés era fundamental para sobrevivir, vivían en un estado de alerta constante que fue creando una serie de patrones de conexiones sinápticas que hemos heredado.

El ser humano hoy en día ya no se ve acosado por depredadores, sin embargo, sigue padeciéndolo.

Tres categorías de estrés

  1. Físico: se produce ante un accidente, en situaciones de peligro por falta de agua o alimentos, o por un entorno hostil, entre otros factores.
  2. Químico: viene generado por la ingestión de toxinas, alérgenos en alimentos o en el aire, agentes estresantes químicos, etc…
  3. Emocional: generado por miedo a una enfermedad, miedo a la muerte, falta de recursos económicos, miedo a perder lo que se ha logrado, etc…

El estrés se oculta en nosotros creándonos una situación que nos parece normal, a veces, nos engañamos contándonos cuentos «es solo una temporada, todo volverá a ser más tranquilo» pero nunca llega esa temporada y lo que sí llega es «tengo estrés». Un estrés que nos está dañando nuestra fisiología, psique, sistema nervioso y nuestro cerebro.

Síntomas, ¿tienes alguno?

  • Fatiga crónica.
  • Depresión y apatía. Un cerebro deprimido se convierte en algo más vulnerable a los factores externos y si se une a la apatía, es un no querer hacer nada después del trabajo.
  • Falta de sueño. Insomnio o despertarse a media noche.
  • Disminución de la libido.
  • Rutina. Falta de interés por experiencias nuevas .
  • Alteración cardiaca.
  • Trastornos digestivos.
  • Dolor muscular. El cerebro está enviando instrucciones a los músculos para mantenerlos en alerta como hacía primitivamente.
  • Calambres.
  • Ansiedad.
  • Aumento de colesterol y glucosa en sangre.

¿Qué hacer ante el estrés?

  • Ejercicio, deporte, meditación o cualquier actividad que distraiga al cerebro.
  • Cambio de vida y mentalidad. La plasticidad de nuestro cerebro se adapta a todo y más si le beneficia. ¿Te merece la pena?
  • Aprender a poner límites. Hay declaraciones básicas que ejercen un extraordinario poder: ¡Basta ya!

No nacemos aprendidos, aprendemos a vivir a lo largo de nuestra vida.

Diseñamos formaciones, para ti y tu equipo, con un enfoque práctico que no te dejarán indiferente.